sábado, 25 de noviembre de 2006

¿HACEMOS NARRACION O HACEMOS TEATRO?









Hemos aceptado la invitación que nuestros amigos de la Corporación VIVAPALABRA nos extendieron, de participar en esta revista con un artículo, que hable sobre narración y teatro.

A sabiendas que este es un tema muy delicado, (pues para algunos artistas, las fronteras entre ambas artes son grandes e infranqueables y para otros, como nosotros, dichas fronteras son casi imperceptibles y hasta a veces pensamos que no existen) hemos decidido limitarnos a describir el trabajo escénico que desarrollamos en la corporación Cultural NAVE.

¿QUE HACEMOS?
Nuestra forma de abordar la escena, conjuga el teatro y la narración oral y todos los recursos que estas dos artes poseen. Para realizar un espectáculo con estas características, además de la motivación para seleccionar el texto, debe realizarse el respectivo proceso de adaptación.

El proceso de adaptación se hace pensando en el trabajo actoral de representación de personajes y el trabajo narrativo, de descripción de imágenes y diálogo con el público.

Para lo anterior, el texto seleccionado se divide en tres categorías: texto narrable, el texto que se utilizará como diálogo de los personajes o parlamento y el texto representable, que se traducirá en acciones físicas e imágenes, por parte del actor al interpretar el personaje.

Posteriormente, nos enfrentamos al trabajo práctico, que tiene parcialmente solucionadas dos categorías —el parlamento y el texto representable—, mientras que surge una inquietud, ya que somos dos narradores en la escena ¿qué hace uno mientras el otro narra? Para responderla, decidimos construir imágenes, acciones físicas y movimientos propuestos por los actores y que no aparecen en el texto original; todo esto apoyados en la técnica de Stanislavski.

Cabe decir que nuestro trabajo también incluye música, interpretada por los actores. Para seleccionar los temas musicales, estudiamos la atmósfera que queremos crear en nuestro espectáculo escénico.

NARRACIÓN Y TEATRO, UNA DUALIDAD
Como se puede observar en lo expuesto hasta el momento, el proceso de puesta en escena de la Corporación NAVE, tiene sus bases en las técnicas teatrales — creación de personajes, expresión corporal y oral—. Pero queremos resaltar los recursos que hemos adquirido al practicar la narración oral: la relación del actor con el público, la construcción de imágenes orales y el manejo de las estructuras literarias. Tales recursos, se han adquirido también mediante la observación del trabajo que realizan otros narradores, de la manera como abordan la escena.
En el proceso de formación que vivimos, para crear un espectáculo que limite entre la narración oral y el teatro, encontramos elementos de este ultimo que ayudan en nuestra formación como narradores.

Esos elementos son los que están relacionados con el manejo de la escena, del cuerpo y de la voz. También encontramos que los recursos de la narración oral, enumerados anteriormente, enriquecen nuestra forma de hacer teatro.

Por ejemplo, el manejo de las estructuras literarias es importante en el proceso de teatralización o adaptación de los textos narrativos, porque al facilitar la comprensión de la historia, agiliza dicho proceso.

Hemos descrito las características del teatro que enriquecen nuestro trabajo narrativo y viceversa, aunque somos conscientes de las diferencias que poseen estas dos artes escénicas. Pero, de la misma manera, se presentan similitudes y son estas ultimas la base del trabajo que realizamos.

Para nosotros, la similitud más importante, es que tanto para practicar la narración oral como el teatro, se necesita de un actor y el público. En cuanto a las diferencias, la más importante aparece en La Poética, de Aristóteles, cuando se refiere a las diversas formas de realizar la mimesis

[...] Mientras unos emplean todos los medios [del lenguaje] al mismo tiempo, otras emplean una vez uno y otra vez otro. Estas son las diferencias que existen entre las artes según los medios con los cuales se efectúa la imitación.

Es decir, la narración oral y el teatro son formas escénicas de la mimesis, en donde se utilizan diferentes medios del lenguaje.

Esta diferencia, es la que estudiamos y conjugamos en la escena. Entonces, podemos concluir, que en los espectáculos que hemos realizado hasta el momento, se utilizan diversas formas del lenguaje, para contar una historia interesante de manera clara y sencilla.

En realidad no es de nuestro interés responder la pregunta que da el título a este artículo, solo realizar espectáculos exigentes a nivel artístico para nosotros, donde se conjuguen todos los recursos y técnicas que podamos utilizar, enmarcados en una estética.

A grandes rasgos, todo lo anterior —quizás más, quizás menos— es lo que hacemos, sin pretender adoctrinar o crear técnica alguna, pero si utilizando la libertad que tenemos para crear, ya que al final, cada quien mata sus pulgas como puede.

Maestros en Arte Dramático

ARISTÓTELES. La Poética. En: ROMERO, Francisco. Obras Filosóficas. México: W.M. Jackson, INC, 1973. p. 350.

2 comentarios:

Juan Pablo Méndez dijo...

Pienso que hay muchas formar de narrar algo al igual que hay muchas formas de hacer puestas en escena.
Por ejemplo aqui en Colombia no si en otras partes del mundo tambien se utiliza la palabra cuentero para describir a una persona que se sienta o se para a contar cuentos historias y leyenda o vivencias, normalemente con una voz cadenciosa y agradable forma de expresarse, con palabras rebuscadas y frases de cajon simbolicas y otro poco de pendejadas. Esa es una forma pendeja de contar algo, ya que solo se cuenta y ya no se muestra nada no se trabaja mas que la palabra rebuscada y recontada, pienso que este tipo de narracion no le aporta nada al teatro es mas por el contrario lo perjudica ya muchas veces se escudan en el teatro para hacer cualquier estuopides.Maye y Fer saben de lo que hablo y de quienes hablo. Ahora lo que ustedes proponen desde un principio es una puesta en escena con un argumento claro y una interesante creacion de personajes, ademas de una investigacion previa antes de cada montaje, esta otra forma de narrar algo, y creo que si aporta algo al teatro en la medida que nos muestra una forma economica sencilla y muy creativa de contar historias, y no la forma convecional un idiota contando idioteces, o como en algunas obras de teatro quince idiotas contando idioteces sin sentido...Saben de que hablo y de quienes hablo...al que le caiga el guante que se joda y a ustedes Maye y Fer sigan adelante con lo que hacen y como lo hacen que lo hacen muy bien...mucha mierda

Juan Pablo Méndez dijo...

Quiero aclarar que conozco excelentes cuenteros que aunque solo cuanten cuantan muy bien y muy bakano...bueno aclaro por que los latinos nos tomamos todo a pecho y si digo que algunos cuentan idioteces pensamos que somos todos y no es asi hay gente muy buena contando que si aportan o no la teatro no importa pero son buenos..igual al que la caiga el guante pues de malas como una pirana mueca...